Génesis

Oriundo de la ciudad centroamericana de San Salvador, El Salvador. Nace un 29 de abril de 1989 como el unigénito de la familia Martínez Monterrosa, quienes le formaron bajo una educación cristiana. A medida que crecía como un niño del ostracismo, empieza una serie de cuestionamientos referentes a su rol masculino en medio de una sociedad estricta y estigmatizada. Esto lo llevó a muy temprana edad a explorar y estudiar la silueta humana, y expresar su visión de ella a travez del dibujo, hasta desarrollar fetiches de contemplación en elementos de idealismo del cuerpo. Esto, simultáneamente, alimentado por el consumo de shows televisivos y competencias de belleza.


El encuentro

Monterrosa se graduó de la carrera de administración de empresas con mención en mercadeo en la entonces llamada Ave María University. Nicaragua, país al cual llegó a residir siendo un niño y se convirtió en su patria, es donde descubrió que su vida debía perseguir un pensamiento y ejecución artística. Es entonces, en la universidad, que aparece la fotografía como la herramienta ideal para comenzar su ahora perpetuo proceso de auto descubrimiento, permitiéndole enfrentar así sus propios miedos y estigmas.


Filosofía & Estilo

Para Monterrosa, la fotografía resulta ser el medio de impacto perfecto si se hace con una filosofía aguerrida, que navegue contracorriente a lo que la sociedad impone como normal y consecuente. Hoy por hoy, su trabajo más puro, el cual está conectado con el lado femenino de su personalidad, lucha por promover la libertad como derecho, la igualdad como premisa y el cuestionamiento del género como un tema de constante debate. Su fotografía busca la verdad a travez de la fantasía, inclinándose así por retratar individuos e individuas con disposición a desnudar el alma, desafiando sus propios límites. Es por eso que para él, esta expresión del arte es una dinámica empática que danza en torno a los sentidos, la belleza, la perfección idealizada y el figurismo estético. La experimentación, se convierte en una base de su trabajo, siendo fiel a un estilo que se concentra en hacer mucho de poco, la historia del emprendedurismo latinoamericano.